Paralisis Facial

La Parálisis Facial periférica o Parálisis de Bell, recibió su nombre del cirujano escocés Sir Charles Bell quien describió esta enfermedad en el siglo XIX. Pero fue Hipócrates quien hace más de 2000 años describió por primera vez dicha afección.

 

La parálisis Facial se produce cuando el Nervio Facial (7mo Par craneal) quien es responsable del control sensorial (gusto), visceral y motor de la musculatura facial, se inflama o se comprime, dando como resultado una pérdida o disminución de la contracción de la musculatura facial.

El nervio Facial viaja por un canal muy estrecho en el cráneo (el canal de Falopio) y por debajo del oído.
La mayor parte de los investigadores sugiere que la inflamación de este nervio se da por un resfriado común o una meningitis viral. Esto genera un aumento de la presión en el canal de Falopio, llevando a una disminución de la sangre y oxígeno en la estructura del nervio.

Afecta a hombres como mujeres por igual, hay cierta prevalencia en mujeres embarazadas, personas que sufren de Diabetes o enfermedades respiratorias de vías superiores como la gripe o el resfriado común. Es usualmente unilateral, esto quiere decir que afecta solamente una mitad de la cara.
Su diagnóstico es por medio de clínica, al presentarse una ausencia de movilidad de la musculatura de la cara.
Es importante realizar pruebas que descarten tumores u otras causas que generan la presión del nervio Facial, también enfermedades como: Herpes Zoster, Sindrome de Guillian-Barré, fracturas del hueso temporal, enfermedad de Lyme o el VIH
Debemos diferenciar dos grandes grupos de paralisis facial:
• Central
• Periférica

En la parálisis central los movimientos de la musculatura de la frente y los párpados se encuentra conservada debido a que los centros de control de estos músculos son más superiores y no se dañan. Su pronóstico de recuperación es más reservado
Mientras que las periféricas afectan directamente el nervio, pese a esto su daño es parcial y reversible y tiene una excelente resolución.

Lic. Jose Carrillo Vega
Especialista en rehabilitación neurológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *